Bodegas Viña Santa Marina

Yolanda, Cristina, Ana, Mª de los Ángeles, Ana, Inma, Rocío. Pioneras, emprendedoras, extremeñas.

Si la reivindicación femenina en todos los ámbitos afortunadamente comienza a ser una realidad, debería aún serlo más el reconocimiento a quienes han sido las primeras en poner su granito de arena, incluyendo también a los hombres que creyeron siempre en ellas y en su liderazgo.

Desde el año 1999, Viña Santa Marina es una realidad empresarial extremeña del sector vitivinícola liderada casi en su totalidad por mujeres, hecho que convirtió a estas bodegas en precursoras hace casi 20 años.
Álvaro de Alvear, socio fundador, presidente y accionista mayoritario, creyó firmemente en este proyecto y apostó por todas ellas, convirtiéndose a su vez en pionero.

La familia Alvear lleva el vino en la sangre. Grandes profesionales y luchadores, comenzaron cultivando la vid en La Rioja y posteriormente en Córdoba. Álvaro siempre quiso formar un proyecto junto a Yolanda Piñero y hace 20 años encontró el momento y lugar idóneo, trayendo hasta tierras extremeñas su ímpetu, conocimiento y pasión por el mundo del vino.

Hace unos días nos acercamos a Viña Santa Marina de la mano del académico Evaristo Ramos, donde pudimos disfrutar in situ del entusiasmo y profesionalidad de Yolanda y Cristina mientras nos mostraban todas sus instalaciones. El maravilloso enclave de sus bodegas y viñedos, arropados por la Sierra de Lamoneda, coronó cual guinda nuestra visita. Altamente recomendable.

Yolanda Piñero

Profesional, pionera, apasionada del mundo del vino y extremeña de corazón, conforma junto a Álvaro la punta de lanza de este proyecto.
Ya desde pequeñita sentía dentro de ella el mundo del vino cuando acompañaba a su padre a ferias de ganado.
Ingeniera agrónoma de profesión, su amor por el campo, por Extremadura y por el vino la convirtieron en fundadora de la DO Ribera del Guadiana. Su inquietud era luchar porque nuestra tierra tuviese un reconocimiento de denominación de origen tal y como otras zonas del resto de España ya poseían.
Para ella la clave está en conjugar esfuerzo y diversión: trabajar mucho, pero con entusiasmo.
Yolanda además es firme creyente en el enoturismo. Sus bodegas, de hecho, están integradas dentro del circuito que conforma la Ruta del Vino “Ribera del Guadiana”, oferta enoturística de Extremadura integrada por una cuidada selección de bodegas, alojamientos, restaurantes, bares de vinos, museos que conjugan el vino con multitud de actividades y experiencias.
Ya centrados en el producto, la viña es el eje de todo: la calidad de la uva será determinante en la calidad del vino.
En cuanto a sus tintos, desea que reflejen personalidad, nobleza, alegría, fuerza, raza, sencillez.

Como nota altamente relevante queremos destacar, como ya hemos comentado, que Yolanda es además de codirectora de Bodegas Viña Santa Marina, una de las impulsoras de nuestra DO Ribera del Guadiana, siendo durante muchos años directora de su Consejo Regulador.

Los viñedos y las castas

Con 61 ha. de viñedo divididas hasta en 32 parcelas, Viña Santa Marina busca tipificar uvas y, por tanto, inculcar carácter a sus vinos.
Petit Verdot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Syrah, Merlot, Viognier, Montúa. Una original elección de variedades cuyas elaboraciones monovarietales y sus óptimas combinaciones hacen de sus vinos pura atracción. Sin duda también percibimos un toque femenino a la hora de mimar el proceso de ensamblaje de castas.
Viña Santa Marina fue pionera en Extremadura en implantar una serie de variedades de uva: Petit Verdot, Cabernet Franc, y Viognier.
También ha sido la primera en toda España en ensamblar Cabernet Sauvignon y Syrah y la única bodega española que recoge la variedadad Viognier en vendimia tardía.

La bodega

Bajo un hipnótico paraje, la planta del edificio respira aires de cortijo extremeño.
Ya en su interior, enormes salas acogen el mosto desde su llegada como uva hasta su embotellado y posterior “empaquetado” para enviar a China, Bélgica o Cáceres.
Los sótanos albergan lo que es propiamente la zona donde cada variedad de vino duerme por separado. Encontramos además botellas de cada añada desde su primera producción.

Eventos y bodas

Es conocido por todos el carácter notorio que las celebraciones comienzan a tener en torno a las bodegas. Y Viña Santa Marina fue de nuevo pionera en alquilar sus espacios sociales para ello. El día siguiente a nuestra visita tenían de hecho un banquete de bodas, y lo cierto es que el lugar se presta para tan importante acontecimiento: tanto sus estupendas instalaciones como el paisaje que rodea a la bodega, todo acompaña en la celebración de bonitos momentos. Además, está bien situada y es de fácil acceso.
Verdaderamente es pura naturaleza la que rodea a todos sus espacios y la hace sin duda muy acogedora para la celebración de cualquier tipo de evento.

Un primer contacto con los vinos

De entre todos su diferentes vinos, dos recomendaciones como punto de partida: un blanco y un tinto respectivamente.

· Altara. De un color amarillo paja muy pálido, está elaborado con la variedad autóctona extremeña Montúa. Si no lo conoces aún te lo aconsejamos. Sin duda se trata de un blanco que te sorprenderá.

· Gladiator. Fantástico ensamblaje de Syrah, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot envejecido durante 12 meses en barrica, cuyo resultado a la vista es de un tono purpúreo de capa cubierta. Su nombre representa el homenaje al general Maximus Decimus Meridius y por extensión a Emerita Augusta, nuestra Mérida actual, donde se ubican sus viñedos y bodega.

Galardones

El propio crítico estadounidense Robert Palker se ha visto engatusado por dos vinos de Viña Santa Marina: Miraculus y Gladiator. Palker ha otorgado a ambos 91 puntos, la máxima puntuación que un vino extremeño posee.
Enumeramos otros premios relevantes de cada vino:

Miraculus
– 91 puntos. The Wine Advocate – Robert Parker, EE.UU.
– Medalla de Oro. Shanghai International Wine Challenge. China.
– Tres estrellas en la cata internacional de vinos premium de la feria Prowein 2014. Alemania.
– Medalla de Oro. Guía Internacional de Vino Gilbert & Gaillard. Francia.
– 91 puntos. Cuadro Honor. Guía Vino Cotidiano 2014-15. España.

Gladiator
– 91 puntos. The Wine Advocate – Robert Parker, EE.UU.
– Gran Oro. Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (CINVE).España.
– Mejor tinto con crianza. Premios AEPEV 2014. España.

Torremayor Reserva
– Gran Oro, Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (CINVE). España.
– Gran Premio International Federation of Wine and Spirits Journalists and Writers (FIJEV). CINVE. España.
– Medalla de Oro y premio al Mejor Tempranillo. Shanghai International Wine Challenge 2012. China.

Viña Santa Marina Cabernet Sauvignon y Syrah
– Medalla de Oro. Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (CINVE). España.
– Mejor vino español en el International Wine Challenge Hong Kong.
– Medalla de Oro. Premios Grand Prix de la Revista de Vinos Wino. Polonia.

Torremayor Crianza
– Medalla de Oro, Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (CINVE). España.
– 94 puntos. Guía Repsol 2012, 2013 y 2014. Mejor vino de Extremadura. España.
– 90 puntos. Internacional Wine Cellar – Stephen Tanzer, EE.UU.

Equus
– 98 puntos. Mejor vino importado en Japón, Dancyu Magazine. Japón.
– Tres estrellas en la cata internacional de vinos tintos de la feria Prowein 2008. Único vino español que obtuvo esta calificación su categoría Alemania.

Viña Santa Marina Viognier Vendimia Tardía
– 93 puntos. Guía Repsol 2012. España.

Nuestra nota

Nuestra puntuación debe ser y es notoriamente alta a razón de toda una serie de factores que en conjunto conforman la excelencia: modernas y exquisitas instalaciones, paraje idílico, mimada atención y unos caldos espectaculares.

+ info: vsantamarina.com



Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: